El Renault 5 Turbo de Enzo Ferrari

Existen autos que por su valor histórico se convierten en verdaderos objetos de culto; y si eres seguidor de los autos clásicos, estamos seguros que la historia de este Renault 5 Turbo te interesa. Hablar del pequeño Renault ya es hablar de una leyenda del mundo motor; a esto debemos sumarle que fue conducido por el mismísimo Enzo Ferrari fundador de la marca italiana de Maranello.

Aunque parezca difícil de creer, Enzo Ferrari no solo se ponía al volante de autos de su compañía, sino que también prefería pasear en modelos históricos de otros fabricantes. El auto fue comprado nuevo en el año de 1982, para la época el pequeño Renault era uno de los mejores modelos deportivos gracias a su altas prestaciones, que lo catapultaron a convertirse en un referente en la historia de rally europeo. 

Aunque es conocido que este auto no fue el único automóvil francés propiedad de Enzo. Al parecer sí le tenía un afecto especial, pues recorrió 27.000 kilómetros y para hacerlo aún mejor en la misma fábrica de Ferrari le instalaron una radio Pioneer original.

El auto cuenta con una tonalidad roja grenade y el interior presenta acabados en cuero rojo que contrastan con el tono azul del piso. Sin embargo, su verdadera magia radica en su peso ligero inferior a los 1,000 kilos, su tracción trasera y obviamente su motor turboalimentado de 1,4 litros que ofrece una potencia de 160 caballos de fuerza. Estas prestaciones mas su caja de cambios de cinco velocidades lo convertían en el utilitario mejor equipado de le época. De hecho, se lo catalogaba como el auto más veloz del mundo pues alcanzaba los 100 km/h en 7,7 segundos

Es conocido que la relación de Enzo Ferrari con otras marcas siempre fue amigable y que no solo tenía este Renault; entre sus autos más preciados también constan un Peugeot 404, un Alfa Romeo y un Mini Cooper obsequiado por Sir Alec Issigonis.

En el año 2000 el auto fue enviado a Renault Sport para ser restaurado por completo, y a decir de la casa comercial, el pequeño utilitario no necesitaba mayor restauración, pues aún conservaba sus detalles intactos. Incluso todavía guarda la factura de compra y el libro de revisiones oficial de la marca.

Aunque para muchos expertos el valor de este auto no se fundamenta en su historia, ni en sus prestaciones; sino radica en que fue conducido por Enzo Ferrari. Ese simple hecho ya lo hace exclusivo y apropiado para las mejores colecciones del mundo.

Fuente nota: Planeta del Motor
Fuente imágenes: Planeta del Motor

También te puede gustar

NEWSLETTER

Recibe todas las novedades de PatiodeAutos.com en tu correo gratis.

VIDEO RECOMENDADO

Comparar Vehículos