Por qué los velocímetros llegan a 250 Km-h o más a pesar de que los autos no logran alcanzar esa velocidad

La mayoría de nosotros no tenemos un superdeportivo que pueda alcanzar grandes velocidades. De hecho, es muy probable que nuestro auto llegue a duras penas alguna vez a los 200 km/h y eso en condiciones ideales. Entonces, ¿por qué hay velocímetros que alcanzan los 250 km/h o incluso los superan?

Una de las razones para mostrar esa velocidad es que los velocímetros se fabrican para adaptarse a una gama de coches. Por logística, los fabricantes no pueden hacer un velocímetro nuevo para cada auto, y aunque pudieran, dado el costo tampoco querrían hacerlo.

Así que, para racionalizar el proceso de fabricación de estos indicadores, muchos utilizan los mismos tanto para sus vehículos de rendimiento medio que para los modelos de gama alta. Esta práctica también refleja el alcance internacional de los fabricantes, pues así también cubren las necesidades de los autos que circulan sobre todo por carreteras sin límites de velocidad, como la Autobahn alemana.

Pero también «hay un argumento de marketing», como explica Fawaz Baltaji, gerente de desarrollo de negocios de Yazaki North America, un gran proveedor de velocímetros para compañías automotrices: «La gente realmente quiere ver números más altos. Es indicativo de un motor más potente».

Sin embargo, también hay otras razones. Parece haber un beneficio psicológico en tener velocímetros que exceden con creces los hábitos de conducción normales de la mayoría de los conductores, según Stewart Reed, presidente del Departamento de Diseño de Transporte del ArtCenter College of Design.

Según explicó Reed a Business Insider, es posible que la posición del velocímetro en relación a otras cosas ofrezca una señal psicológica de estar situado en una «velocidad de crucero» y, por lo tanto, una velocidad más segura al estar lejos del rendimiento máximo del auto.

Claro que no hay que descartar otro efecto secundario que, en este caso, podría ser perjudicial: el hecho de que los conductores manejen de manera más imprudente debido a que piensan que su auto puede alcanzar altas velocidades. Sin embargo, el hecho de que no se hayan tomado medidas firmes en todo el mundo podría servir de indicador de que este efecto no suele hacer aparición de forma habitual.

También te puede gustar

NEWSLETTER

Recibe todas las novedades de PatiodeAutos.com en tu correo gratis.

VIDEO RECOMENDADO