Manejar con sueño causa el 10% de los accidentes de transito

Los conductores somnolientos son uno de los factores de riesgo más grande de accidentes viales, inclusive más de lo que pensabamos, según un estudio publicado por un organismo estadounidense.

La investigación, llevada a cabo por la Fundación AAA para la Seguridad del Tráfico, descubrió que “la proporción de accidentes en los que la somnolencia era evidente, arrojaba que la cifra se triplicó durante las horas nocturnas“, según Brian Tefft, investigador principal en el estudio.

Los investigadores monitorearon continuamente a más de 3.500 personas de seis lugares en los Estados Unidos durante varios meses, entre octubre de 2010 y diciembre de 2013, utilizando cámaras para vehículos y otros equipos. De 701 accidentes que los especialistas estudiaron, la somnolencia fue un factor entre el 8.8% a 9.5%.

La falta de sueño también fue un factor entre el 10.6% al 10.8% de los choques, lo que ocasionó daños significativos a la propiedad, despliegue de las bolsas de aire (airbags) o lesiones.

El estudio dice que las estadísticas del gobierno de los Estados Unidos indican que solo entre el 1% y el 2% de todos los accidentes implican conducir estando somnoliento, pero las investigaciones sugieren que el problema podría ser mucho mayor.

“Los expertos han considerado estas estadísticas, derivadas de informes policiales basados ​​en investigaciones posteriores a las colisiones, como una gran subestimación del alcance del problema”, dice el estudio.

Aunque el estudio confirma que los accidentes causados por la conducción en estado de somnolencia son un problema importante, las distracciones y los accidentes relacionados con el alcohol siguen siendo un problema aún mayor.

Según el Consejo Nacional de Seguridad sin fines de lucro, el 21% de los accidentes involucraron teléfonos celulares durante 2013. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron que en 2015 unas 10,265 personas murieron en accidentes relacionados con el alcohol, lo que representa casi un tercio de todas las muertes relacionadas con el tráfico en los Estados Unidos.

Los investigadores dicen que el nuevo estudio es el primero en usar la medida PERCLOS (el porcentaje de tiempo que los ojos de una persona están cerrados) para evaluar el nivel de cansancio de los conductores. Esta medida ha demostrado ser predictiva de la somnolencia y lapsos de atención.

A diferencia de los casos de conducir bajo la influencia del alcohol, en los cuales un alcoholímetro puede confirmar que un conductor está ebrio, no hay una prueba para un conductor que está con sueño.

“La somnolencia es un problema notoriamente difícil de detectar en una investigación realizada después de un accidente por una variedad de razones, principalmente porque no hay evidencia clara y obvia para que la policía vea o mida después del hecho como sí podría realizarse con el alcohol”. Tefft dijo.

Algunos conductores pueden ser reacios a decirle a la policía que se estaban quedando dormidos, y algunos ni siquiera pueden reconocer que estaban con sueño. En casos extremos, como accidentes mortales, la información sobre lo que sucedió antes del accidente se puede perder cuando el conductor muere. Esta es la razón por la cual los datos de fuentes distintas de los informes policiales, como las cámaras de los vehículos, son necesarios para evaluar con precisión el número de accidentes causados ​​por la somnolencia, según los investigadores.

Un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine en 2012 descubrió que la somnolencia durante la conducción conllevaba casi el mismo riesgo que la ingestión de alcohol.

Los estudios demuestran que después de 17 a 19 horas sin dormir, los automovilistas reaccionan como si hubieran estado bebiendo lo suficiente para aumentar la concentración de alcohol en la sangre a 0.05. Pasarse un total de 20 a 25 horas de sueño, representa unos 0.10 – muy por encima del límite de manejo legal de los Estados Unidos que es de 0.08.

Un informe publicado por el CDC encontró que más de un tercio de los adultos en los Estados Unidos informaron tener menos de siete horas de sueño al día. Para evitar choques de conducción por somnolencia, se recomienda a los automovilistas que completen las siete u ocho horas de sueño aconsejadas.

La única medida real para prevenir la somnolencia es dormir“, dijo William J. Horrey, líder del Grupo de Investigación de Tráfico en la fundación AAA. Así que ya sabes, a la hora de conducir es mejor estar sobrio y descansado.

Fuente: CNN.com
Foto: Pixabay.com

También te puede gustar

NEWSLETTER

Recibe todas las novedades de PatiodeAutos.com en tu correo gratis.

VIDEO RECOMENDADO

Comparar Vehículos