5 daños comunes producidos por el calor en un auto

Seguramente te pasará como mecánico que la estación de verano significa que tu taller se verá bastante recurrido a comparación de las demás estaciones. Y es que las altas temperaturas del ambiente, sumadas a las que generan algunas piezas de los vehículos, empiezan a fallar.

Entonces, ¿cuáles son las fallas más comunes que se presentan en consecuencias del calor? Son varias, pero entre los elementos que más sufren con las altas temperaturas son el sistema de frenos, el radiador, los neumáticos y los distintos fluidos.

Comenzamos enumerando las fallas más comunes con el sistema de frenos, debido a que las pastillas, como funcionan por fricción sobre el disco de freno o tambor (según el modelo del vehículo), están muy expuestas a las altas temperaturas. Como ya sabes, lo discos pueden ser reemplazados por factores como el calor que genera la presión y el rozamiento de las pastillas, aunque la temperatura exterior los puede llegar a afectar igualmente, especialmente a los latiguillos del freno.

Los neumáticos tampoco son ajenos a los efectos del calor, ya que dependiendo del compuesto se debe tener ciertas precauciones. Entre ellas la presión y los tiempos de circulación de los mismos, realizando paradas periódicas para controlar su comportamiento.

Uno de los elementos más comunes que “sufre” en el calor es el radiador. Este elemento fundamental de un vehículo es el encargado de refrigerar el motor, por lo tanto se requiere revisar los niveles de líquido refrigerante con el fin de analizar el estado del fluido y constatar que no se encuentre suciedad en el mismo, ya que se podría solidificar a través de las variaciones de temperatura.

Por otro lado, y continuando con el tema de los fluidos, también es necesario controlar el nivel de líquidos ya que pueden ser afectados por una larga exposición al calor. Entre ellos, los más perjudicados son el líquido de frenos, limpiaparabrisas e incluso el líquido de servodirección para los vehículos que cuenten con él.

Además, otros elementos que pueden verse afectados a estas condiciones de temperatura son los racores, retenes del radiador, condensador e intercooler, los cuales pueden presentar modificaciones respecto a su comportamiento e incluso su funcionamiento, con lo cual requieren ser reemplazados por nuevos repuestos.

Por todo ello, siempre se sugiere verificar estas piezas y elementos previo a la puesta en marcha del vehículo, además de realizar paradas periódicas para chequear el funcionamiento.

También te puede gustar

NEWSLETTER

Recibe todas las novedades de PatiodeAutos.com en tu correo gratis.

VIDEO RECOMENDADO